Cafetin de Taipei

El blog menos visitado de la Internet

Archivos para leyes

Temporada otoño 2008…ay macri

El legislador porteño Garayalde presentó hace unos dias un proyecto de ley en la legislatura que tiene como principal tópico y objeto mejorar la imagen institucional de los órganos públicos. Entre las obligaciones que se le estarían impartiendo a los trabajadores públicos, en caso de ser aprobado el proyecto, se encuentran utilizar un trato y lenguaje correctos, respetando los derechos de los “usuarios”; vestir correctamente cuidando la indumentaria y el aseo personal; y por último asistir a cursos de capacitación para mejorar el servicio prestado.

Sabrá el legislador “Christian Diorista”, y el aparato a quien responde, que el estado, a través de los servicios públicos que brinda a los ciudadanos(no usuarios, como dice en el boceto de ley), también cumple la tarea de generar empleo, función igual o más importante que la primera(brindar servicios). Somos ciudadanos, no usuarios, y dentro de los derechos que este concepto implica se situa el de trabajar. Por lo que esta medida es discriminatoria. Quien no tiene gas, agua, ¿puede asearse?. Quien apenas puede pagar un alquiler, ¿puede dilapidar dinero en ropa?. Racismo de clase y restricción. 

Se les exige a empleados que ganan sueldos estándares, que trabajan en oficinas de mierda, y que son maltratados desde el momento en que comienzan a atender por los usuarios( a razón de trabas burocráticas de las cuales no son responsables los empleados) buena atención, vestimenta y aseo. Rectángulos calurosos que tienen por oficinas. Sueldos magros que deben sostener una familia, no son yuppies que dejan ir su salario en prendas sobrevaluadas. Bajo esas condiciones pretende el legislador una buena prestación al público.

Pero esto es ser PRO. Construir un estado restringido, un concepto de ciudadanía vacio y acotado únicamente al consumo, limitar el concepto de política a cuestiones menores,agudizar brechas sociales.

La temporada “Otoño 2008” de Mauri está comenzando.