Cafetin de Taipei

El blog menos visitado de la Internet

La salud en coma

“Tiene que alcanzar para todos”, le dijeron a Hugo Da Ramos, traumatólogo del Hospital Posadas, cuando le dieron el yeso que tenía que usar para una fila de personas que daba la vuelta al pasillo. El material había sido donado por antiguos pacientes hacia algunos días ante la ausencia del mismo. Esta frase cobra carácter de verdad cuando se revisa el momento que atraviesan diferentes hospitales del conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

Un primer caso es el del Hospital Argerich, la crisis que lo agobia tiene varios meses de edad y su director, restituido a su cargo luego de haber sido desplazado por la gestion macrista, Donato Spacaventto, la sintetiza en pocas palabras en una declaracion brindada a FM La Tribu, “los hospitales estan siendo vaciados”. Según la diputada Diana Maffia, vicepresidente segunda de la comision de salud de la legislatura porteña, el problema reside en el modo de determinar prioridades  y en los tiempos de las compras. “Las necesidades no son establecidas por los hospitales sino por el Ministerio de Hacienda de acuerdo a sus propios parámetros y tiempos de licitacion, afectando a la distribución”. Mientras tanto el estado de urgencia permanece en los pasillos del centro de salud y hacen eco en los pacientes. Durante la reunion de dicha comision, plasmada en una versión taquigrafica, el diputado Cabandie expone el caso del Sr. Solis, otrora paciente del hospital Argerich, que durante el mes de octubre fallecio por no contar con las drogas necesarias luego de aguardar durante 15 dias por una intervencion quirurgica.

Sin embargo la desiria no es patrimonio unico del Argerich, ilustración similar se repite en la mayor parte del sistema sanitario. En el Hospital Rivadavia no hay sábanas y los internados deben concurrir con su ropa de cama, en el Pirovano durante octubre pasado se anuncio ante los medios la carencia de elementos básicos como gasas, alcohol, y cinta adhesiva. Banderas colgadas sobre el ingreso del Hospital Tornu demandan elementos basicos de atencion.

 Común desde la crisis del 2001, el olvido y la falta de atención a la salud publica se profundizo con las últimas gestiones bonaerenses y porteñas, sobretodo la de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires.

GCBA – PRESUPUESTO EJECUTADO AL 30-06-2008

Detalle

Presupuesto

Devengado

%

Vivienda

 $        484.425,71

 $        121.875,63

25%

Prestación Servicio de Seguridad por Terceros

 $        117.831,25

 $          30.392,64

26%

Ministerio Desarrollo Urbano

 $     704.120,15

 $     150.089,57

21%

a) Obras Complementarias

 $          81.215,79

 $            5.493,56

7%

b) Subterráneo

 $        264.971,04

 $          77.954,21

29%

c) Construcción

 $        123.877,45

 $            4.676,82

4%

d) Área Gestión de la Ribera

 $          25.937,90

 $            2.029,60

8%

Ministerio Ambiente y Espacio Público

 $ 1.755.607,82

 $     732.114,99

42%

a) Dirección Gral. de Limpieza

 $        733.187,64

 $        456.139,69

62%

Ministerio de Salud

 

 

 

a) Construcción

 $        235.949,06

 $          14.854,67

6%

Ministerio de Educación

 

 

 

a) Infraestructura y Equipos

 $        327.077,98

 $          27.852,23

9%

b) Construcción

 $        274.570,07

 $          17.326,27

6%

El caso del presupuesto ejecutado para 2008 en la Ciudad de Buenos Aires es muy llamativo. Allí se destinó un porcentaje menor al Ministerio de Salud que a todos los demás, y fue incluso menor que lo destinado a otras área de necesidad no tan urgente, como las Obras Complementarias en el Ministerio de Desarrollo Urbano. En un comunicado escrito por los profesionales del Hospital Ricardo Gutiérrez se afirma que en los diferentes establecimientos solo funcionan un 30% de los quirófanos, la cantidad de camas y enfermeras en relación a lo necesario para atender la demanda es de un 50% de lo requerido, y hay una lista de espera para acceder al quirófano de entre 1 y 3 años. Esta falta de fondos e inversión en materia de salud existe y convive con el anuncio de la gestión Macrista que habla de una aumento de la recaudación fiscal de 1.500 millones más en comparación con el mismo período del año pasado.

Al desabastecimiento general de drogas e insumos se le debe agregar la escasez de turnos, a causa de la falta de equipos y la enorme demanda. En la ciudad de Buenos Aires el Garrahan, reconocido como el mayor hospital público del país de alta complejidad destinado a la atención de recién nacidos, niños y adolescentes, es paradigmático en ese sentido. “Te dan turnos de acá a 6 meses; todo depende de la urgencia que se trate”, señala el Dr. Mario Quesada, encargado de personal de guardia. El hospital Garrahan cuenta con una de las plantillas más grandes de profesionales de la salud con 958 enfermeras, 388 médicos pero eso no parece ser suficiente. A diario se atienden más de 700 chicos en la guardia, con o sin obra social, y hay 122 camas de terapia intensiva en uso. Sobre la cuestión señala el Dr. Quesada que “el problema no se trata de la falta de medicamentos e insumos en el Garraham. En este hospital están los mejores profesionales de la salud y hay equipamiento, pero no se dá a basto con la cantidad de pacientes, el sistema de gratuidad y la calidad de atención hace que vengan a atenderse mucha gente”.

Problemática similiar posee el Hospital Eva Peron. Una voz dice “no hay mas turnos para diciembre, vuelva en 20 dias”, palabras de un radiologo de la institución que prefiere mantenerse anonimo. “Los turnos se entregan a un mes, y que no pierdan los 3 días en que se los distribuye porque implica esperar no 1, sino 2 meses, y olvidate”, cuenta este radiologo, “esta todo muy centralizado, es pequeña la cantidad de hospitales que tienen equipos complejos y todos los pacientes se concentran en pocos lugares”. Actualmente sólo hay seis tomógrafos en los 33 hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires, de los cuales solo funciona uno, mientras que el conurbano tiene nueve para 10.000.000 de habitantes. Esto fomenta el traslado y la acumulación de miles de pacientes alrededor de un artefacto. “Además en muchos casos las ambulancias carecen de lo necesario, oxigeno y equipos, para llevar a cabo los traslados y se torna imposible acercar  a los enfermos a los aparatos que necesitan para su tratamiento y análisis”.

Una ex residente del Hospital Posadas, Viviana Stahl, condensa el momento vivido por la salud publica en una dura sentencia, “ves la evolución natural de la enfermedad, y hay veces que el diagnostico lo sacas en la autopsia”.

Investigacion: Andres Santos Sharpe, Juliana Lagomarsino, Gonzalo Rodriguez y Diego Villani

Edicion: Diego Villani

LA CONQUISTA EN NUMEROS

Dos sombras encerradas en una casa aislada por el alambrado. Un pueblo es rematado en una legislatura. Una provincia convertida en el feudo de un rey extranjero. Un país rifa su soberanía.

Estas aseveraciones no colorean el mapa de un pasado de dominio, ni la realidad del continente negro, sino que configuran la situación de reparto y propiedad de tierras en la republica argentina. Basta decir que, según un informe realizado por la Federación Agraria Argentina, el 10 % del suelo nacional se encuentra en manos de dueños extranjeros para terminar de ilustrar el grave panorama. A 130 años de la, mal llamada, conquista del desierto hoy se repite la invasión de manos foráneas sobre poblados y terrenos. Pasados de moda los rifles remington las herramientas de la nueva vanguardia son abultadas billeteras y mecanismos de venta irregulares.

El ejemplo más significativo, por repetidos episodios que fueron noticia en los últimos tiempos, es el del millonario Douglas Tompkins propietario de 230 mil hectáreas en la provincia de Corrientes. Las tierras en cuestión incluyen caminos, una escuela (palabras de un poblador dicen que fue demolida por el norteamericano), viviendas (desalojadas por orden del nuevo dueño), un cementerio y los espejos de agua del sistema del Ibera cuyos accesos fueron cerrados. Caso emblemático también es el de la familia Benetton, italianos nativos y uno de los mayores terratenientes de la Argentina, con sus 900 mil hectáreas en la Patagonia. Vecino de los empresarios textiles, el británico Joseph Lewis es amo de 14 mil hectáreas que incluyen las tierras que rodean Lago Escondido y la cuenca del Río Azul.

Los números y el fraude siguen. La empresa chilena Arauco es propietaria del 6% del territorio de la provincia de Misiones. El grupo AIG cuenta entre su patrimonio 1 millón y medio de hectáreas en Salta, alrededor del 7% del territorio provincial. GCN Combustible SRL posee 700 mil hectáreas catamarqueñas. Un grupo malayo adquirió 250 mil hectáreas en la cordillera mendocina.  La estrategia de compra compartida por todos es la omisión del Art.2639 y 2340 del código civil, establece el libre acceso a los espejos de agua y a las riberas (considerados bienes de dominio publico), y del decreto ley 15385/44, declara de conveniencia nacional que las zonas de seguridad nacional  (hasta a 150 kilómetros de las fronteras y 50 kilómetros de las costas) pertenezcan a ciudadanos argentinos nativos. Dejando de lado el daño realizado a la soberanía del Estado y de los ciudadanos.

Investigaciones y hechos concretos señalan que la época de liquidación en el mercado argentino de tierras llego para quedarse. Avisos aparecidos en una publicación inglesa, Financial Times, y denunciados por el diputado chubutense Fernando Urbano ofrecen a la venta la naciente del Río Foyel junto a 8 millas del mismo río, 5 millas del Río Chubut, un valle entero y 47880 acres, mientras que otro publicita una propiedad de 200 acres ubicada en la costa de Puerto Madryn. Concientes de las necesidades de los compradores la legislatura de Corcovado, Chubut, colisiono con el gobernador de la provincia, Mario Das Neves, al autorizar la venta de campos a 64 dólares la hectárea en plena zona cordillerana donde las mismas, en palabras del mandatario, están valuadas en 20 mil o 25 mil dolares cada una. En el mismo sendero Catamarca autorizo la venta de 100 mil hectáreas a un grupo holandés a 8 dólares cada una.

Los casos sobran, los números aumentan, las tierras disminuyen y el suelo se diluye.

Mundial 78.Verdad o Mentira

En la sede Ramos Mejia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires Cristian Remoli, periodista deportivo y documentalista, brindó una charla sobre su opera prima “Mundial 78.Verdad o Mentira”. La presentación, organizada por la profesora Clarisa Veiga, se llevó a cabo en el marco de la materia Taller III (de Multimedios).

A diferencia de lo sucedido con otros personajes (conferencia de prensa de Pablo Reyero en circunstancias similares) la entrada de Remoli no rompió el clima distendido que gobernaba el aula. Posible explicación de esto, el tema que se trataría en la charla: un film sobre las irregularidades del Mundial 78, un film sobre fútbol para aquellos que pretenden simplificar, un tema que carece de aristas relevantes dentro de un ámbito académico. Pensamiento, este último, que encuentra eco en Remoli, “el gran error de los intelectuales es considerar al fútbol y la cultura popular como cosa menor y despreciarlo, el fútbol es un gancho importantísimo que permite hablar de otras cosas”.

Palabras van, palabras vienen, el tiempo pasó y el aura amistosa que imperaba en la charla permitió saltar de tópico a tópico, de tema a tema, hasta llegar a esas otras cosas a las que abre la puerta el fútbol. “El mundial 78 muestra la capacidad de los argentinos de vivir en la irrealidad absoluta sin darnos de cuenta”, dice el documentalista. Es que según el periodista-cineasta “a la gente del deporte no le importa la verdad”, no le importa lo turbio que se arrastró y escondió detrás del logro conseguido en el año 1978, “Grondona me dijo cuanto menos se hable de todo mejor”. Según el realizador del incisivo documental en el ambiente del fútbol parecería que todo aquel que vincula el mundial con la sangrienta dictadura que gobernaba en esos años la Argentina y avanza por la senda de la verdad resta gloria deportiva a lo obtenido por la selección nacional. “Un amigo me dijo ver este documental es como enterarse de que  Sandro es puto”, definición que grafica lo que significa para los argentinos el analizar la copa del mundo ubicándola en el contexto oscuro en el que se logro.

Testimonio claro del imperativo nacional de silencio que sobrevuela alrededor de este tema es el sendero de censura que debió atravesar el documental antes de poder ver la luz. Luego de terminar el rodaje iniciado en el 2003, cuenta Remoli, los crudos se presentaron en TYC SPORTS (productor de la cinta) que sin dar razones decidió no ponerlo al aire, “en ningún momento me dijeron el por qué de la censura”.

Una posible respuesta a este atentado contra la libre expresión es el lazo que mantiene la empresa propietaria del monopolio de los eventos deportivos (TYC SPORTS), particularmente los partidos de fútbol, con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Años atrás se registró un caso de censura en dicha señal televisiva, el levantamiento del aire del programa “El sello”, luego de transmitirse declaraciones antisemitas del presidente de la asociación, Julio Grondona. Off de record Remoli narra lo sucedido, “hicieron un meeting para bajar línea por lo que había pasado: hacer quedar mal a la AFA. No había que hablar mal de la AFA, ni de los socios, ni de política, había que entretener”. Acallado en canales deportivos el material se presentó en Canal 7 a la búsqueda de un espacio pero no hallo eco, “tampoco me quisieron porque eran socios de la AFA para transmitir el mundial 2006”. Tras una convivencia prolongada con la censura el material viajó al exterior donde encontró su lugar. Seleccionado en un festival sobre  fútbol en Frankfurt, expuesto en “La carrera de Miguel” (evento realizado simultáneamente en Italia y Argentina que recuerda a uno de los tantos desaparecidos victimas de la dictadura del 76), seleccionado en los festivales de cine de Roma, Montevideo, Punta del Este, y Cuba.

Aun después de haberle presentando a los protagonistas argentinos del mundial todo el material con el que contaba sobre las irregularidades del evento y su utilización en el momento más trágico de la historia argentina algunos de ellos siguen negándolos. Remoli define a la reacción de Menotti y sus pares deportistas como a la de negadores. “Los jugadores no son marcianos, son actores sociales, ellos tendrían que haber tenido algún gesto, Menotti era Gardel. Aunque creo que son los últimos en la lista de responsables tiene que haber autocrítica, Menotti niega, niega, niega”. Igualmente Remoli aclara, “a los futbolistas no les  pido que sean Camilo Cienfuegos pero si autocrítica”.

El testimonio fílmico y oral elaborado por el documentalista transmite un mundo bipolar, dividido en fantasía y terror. Aquellos que eligen la fantasía lo hacen aun cuando eso implique defender lo indefendible y encubrir a los cómplices del asesinato de 30000 personas. A juicio del joven periodista “los futbolistas estaban al tanto de todo lo que ocurría en el país, pero también existe responsabilidad en el periodismo que son quienes tienen el deber de contar”.

El fútbol es un entretenimiento encerrado en la historia y, hasta el momento, carcelero de verdades.

Wanted

Esta solicitada puede sonar triste o graciosa, un pelotudo alegre o un pelotudo patetico.

Despues de ciertos fracasos solicito a aquella mujer que quiera salir con un puerrete buena onda, avise.

Decidio Latinoamerica

Aqui estoy, casi paso un mes desde la ultima vez que postee, y es que mi cabeza anduvo medio perdida las ultimas semanas. Rechazos y carbon centrifugaron mi suerte, pero ya esta, desperte.

Desperte igual que los pueblos americanos ahora agredidos no se sabe con que argumentos. En los 70s se negaron los verdaderos intereses de las personas en nombre de la lucha contra la subversion, locos con armas para las miradas sesgadas e interesadas, el unico medio que existe en este mundo para encontrar la verdadera felicidad y bienestar para los oprimidos. 

En la extensa decada del 80, en nombre de las la optimizacion de beneficios y mejoras para las naciones, se degrado aun mas la situacion de los latinoamericanos. Discursos con buenas intenciones y jolgorio por el retorno de la democracia avalaron todo tipo de medidas arbitrarias y negativas.

Pasados los devastadores noventas latinoamerica se puso de pie, se quito el dulce de los oidos, miro a su alrrededor, y decidio. Decidio, decidio, decidio, valga la redundancia. De esa eleccion gano Evo, asumio Chavez. ¿Con que razones pretenden derribarlos?

Repito: decidio el pueblo.

Falta de articulos II

Mi mente esta nublada desde hace unos cuantos dias.

La noche asfaltica llego al interior de mi cabeza

Palermo Bronx

La inseguridad llego al barrio de Constitucion. Esta novedad acaba de ser comunicada y descubrierta por el instinto periodistico del sabueso, diestro en obviedades y pensamiento, Eduardo Feinmann.

Y es que parece que los viciosos y criminales porteños se convirtieron en el nuevo objetivo de la inseguridad. Segun C5N los viciosos de Capital Federal ya no podrian comprar faso, merca y psicofarmacos y los chorros ya no podrian afanar a causa del flagelo de la inseguridad en el ahora denominado “Palermo Bronx”(Constitucion). Creacion propia sumo Palermo Bronx a los ya existentes Palermo Hollywood, Palermo Soho, Palermo Chico y Palermo Viejo. En linea con el tema me pregunto y reflexiono, de manera risueña, primero cómo es posible que estemos en un mundo donde los drogones no puedan pegar y circular libremente, segundo si Feinmann vive en un termo. Que se vayan todos con el tupper de Feinmann.